porno casero dormitorio

Los mejores videos de porno casero en la red

Si hay un tipo de pornografía que ha crecido sin parar en los últimos años este es, sin duda, el porno casero. El denominado también porno amateur o porno hecho en casa, ha conseguido desbancar a los temas más populares. Y razones no le faltan.

¿Por qué gusta tanto el porno casero?

Hay varios motivos. Aquí explicaremos los más importantes:

  • En primer lugar, por qué son gente como tú y como yo. Son personas que deciden grabar sus experiencias sexuales para compartirlas con el resto de la gente. No son actrices ni actores de plástico ni personas que tienen un aguante increíble: son personas que tienen a menudo sus dudas y problemas como la mayoría de nosotros.
  • Se ve más auténtico: este tipo de porno emula la realidad. No hay platós, no hay iluminaciones forzadas ni hay sobreactuación. Simplemente hay lo que se hace, sin más, a palo seco y sin muchas florituras decorándolo.
  • Responde a la demanda real. Siempre se ha dicho que si quieres algo que no encuentras, lo mejor es hacerlo tú mismo. Esta premisa, válida para muchos ámbitos, también sirve para el sexo. Si una persona quiere ver porno lésbico pero el mercado pornográfico no lo tiene mucho en cuenta, pues esta persona se quedaría sin ver este tipo de contenidos. Ahora bien: si las personas interesadas en este ámbito se juntan para pedir o crear este tipo de materiales, de bien seguro que habrá personas que lo han y que lo compartan.

El porno casero no es de hecho sinónimo de pornografía gratuita. Muchas parejas, tríos o personas solas han visto que se puede sacar provecho de la situación y hacen vídeos a cambio de cobrar una pequeña cantidad por su visualización. Esto no es mala idea: los precios no son muy caros y así puedes rentabilizar un poco la poca inversión monetaria que te ha supuesto la grabación del video.

Luego están las personas que lo financian con publicidad. Se trata de un proceso muy fácil: creas unos contenidos, los publicas en Internet y intentas poner publicidad para que como mínimo se puedan sufragar los gastos del servidor. Al principio puedes hacerlo con la publicidad de Google, pero luego quizá encuentras alguna empresa que quiera invertir para promocionarse e anunciarse en tu portal.

Pensad que el porno hecho en casa está actualmente moviendo millones alrededor del mundo, no solo en nuestro país. Además, hay muchas personas fuera de España y fuera de Europa que están muy ansiosos de ver vídeos de latinos españoles, por lo que vale la pena aprovechar esta demanda creciente y sacarse algo de dinero. Recordad que para hacer un buen vídeo de estas características el ambiente tiene que ser lo más neutro posible y la luz lo máximo natural que se pueda. ¡Retira todas aquellas cosas reconocibles y ponte a grabar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *